«La Asamblea Nacional en el Zulia»

El pasado miércoles 25 de julio la Asamblea Nacional venezolana –único Poder Legislativo legítimo de nuestro país– realizó una sesión especial en Maracaibo. El motivo inicial fue la crisis del servicio eléctrico, pero las circunstancias ampliaron el punto del orden del día a la pésima prestación de todos los servicios públicos en nuestra región. Sabemos las dificultades que tiene la Asamblea para operar. La dictadura le niega los recursos que le corresponden y no reconoce salario para los diputados. Así que es necesario agradecer a todos los diputados del país que pudieron trasladarse a nuestra capital para participar en la actividad. Igualmente, a la directiva del parlamento que acompañó todos los esfuerzos para cumplir satisfactoriamente con el Zulia.

Además de los diputados de diversas fracciones, pudimos escuchar la participación de representantes de los sectores salud, transporte, empresas, usuarios del servicio eléctrico, trabajadores y pensionados. Todos se manifestaron para mostrar la tragedia que en todos los órdenes vive el Zulia. Además de la crisis económica nacional signada por la falta de producción, la hiperinflación, los salarios de hambre, la pobreza extrema, etc., en nuestra región es cada vez más grave el problema de la escasez de alimentos y medicinas, la nula protección de la salud en hospitales, ambulatorios y otros, la ya muy grave deserción educativa, la galopante inseguridad. Si a eso sumamos los problemas de la electricidad –cuyas implicaciones fueron minuciosamente descritas por diputados y sectores sociales–, de la provisión de aguas blancas, del transporte público, del gas, del alumbrado público, semáforos y vialidad, de recolección de desechos sólidos y otros; el panorama es profundamente desolador y el reto para lograr el cambio es mucho mayor.

Varios de los oradores plantearon posibles soluciones técnicas a los problemas que en la sesión se trataron. Es indudable que los problemas han sido estudiados y tenemos respuestas para la solución de cada uno. Pero –y así lo dije en mi intervención– ninguna de esas soluciones se puede implementar mientras Nicolás Maduro siga en la presidencia de la República. Maduro no solo ha demostrado ineficiencia y corrupción, sino que su actuación es parte de una estrategia que tenemos tiempo denunciando, que busca quebrar a nuestra sociedad y que trata de distraernos en la subsistencia del día a día, sin tener siquiera unos minutos para trabajar en el cambio político.

Toda esta realidad nos pone en la situación de tomar fuerza y ejercer todo el mecanismo de presión política, social, institucional, militar e internacional que nos permita sacar constitucionalmente a Maduro e iniciar un proceso de reconstrucción nacional. Ese es el gran objetivo, contrastante con la opinión de algunos que piensan que es necesario “normalizar” las cosas, sentarse con el gobierno y esperar una nueva oportunidad electoral. Esto ya no tiene sentido y hace ver a sus proponentes –en el mejor de los casos– como ingenuos que no reconocen el talante dictatorial de quienes mantienen el poder sin importarles tenernos en esta ya agotadora situación.

Luego de la discusión el parlamento aprobó por unanimidad un acuerdo en el que se declara la emergencia en el Estado Zulia, así como el acompañamiento a los ciudadanos y exigencias al desgobierno nacional y regional.

En nuestra intervención, luego de hacer un recorrido por toda nuestra problemática, después de asumir la necesidad de empujar hacia el desalojo de Maduro de la presidencia de Venezuela cómo única solución, manifestamos la necesidad de mantener la puerta abierta a la esperanza. En momentos como este siempre es bueno recurrir a la sabiduría de nuestros gaiteros. La gaita es protesta, es oración, es esperanza. Por eso cerramos con el estribillo de la gaita “Un país para mis hijos” interpretada por Jerry Sánchez y Birimbao: “Para mis hijos yo quiero / un país multicolor / de justicia, paz y amor / y libertad por sendero / yo quiero un país de gracia / donde todos sean hermanos / y un sentir venezolano / que se llame democracia”.

Juan Pablo Guanipa V.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s